Finishing

Hace algunos años el cine era análogo como la fotografía, había que ir a un laboratorio a revelar para poder “ver”. Ahora es digital y vemos de inmediato el resultado.  Esto no significa que no debamos revelar. Cuando se coloriza una imagen, o se hace el finishing de una película o cualquier producto audiovisual, lo que hacemos es eso… revelar, ponerle un look cinematográfico, una identidad.
La post-producción de hoy debe involucrar al colorista, es ineludible, ya que su intervención es fundamental en la finalización de un producto audiovisual. La cámara genera un archivo RAW, que es un negativo digital y que a simple vista es gris, lechosa, sin color. El colorista interpreta la información contenida en el archivo RAW para realzar color y contraste dándole un sentido estético y de comunicación.

Jorge Romàn
DI Colorist